Saltar al contenido

Patakí de Olofin, Orula, Iku y Eshu

En este pataki Olofin reflexionaba si debía de abandonar la tierra, después de pensar un rato sintió que el más indicado para continuar con la misión que tenía en la tierra era Orula

Justo cuando pensaba en dejar a Orula de responsable, se presentó Iku que también se sentía capaz de gobernar en la tierra.

Olofin tenía ante sí un verdadero problema, no quería iniciar una disputa entre sus hijos por lo que decidió someterlos a una prueba.

La prueba consistiría en no comer y pasar hambre durante tres días.




Ambos aceptaron el reto, cuando era el segundo día se presentó Eshu ante Orula.

Eshu miro a Orula y le preguntó ¿ Orula no tienes hambre? A lo que respondió Orula, Eso no es una pregunta, ¡Acaso no ves que estoy débil al punto que ya no veo!

Eshu volvió a mirarlo y le preguntó , ¿Quieres cocinar?

Orula levantó la vista y con una mirada de pocos amigos le dijo, Eshu deja de hacer preguntas que provocan más hambre, no puedo hacerlo estoy pasando una prueba de Olofin

Eshu valoró su sinceridad y le dijo no te preocupes por la prueba Olofin no sabrá nada si comes porque yo soy el vigilante de ustedes dos, así que mata un akuko para comer.

Orula lo miro y le dijo con asombro, ¡Un akuko! Yo no como akuko, lo que yo como es adié, Eshu le dijo entonces tú comerás adie y yo akuko.




Así se hizo.

Cuando terminaron de comer para que no se dieran cuenta y disimular los olores enterraron las sobras y limpiaron todo muy bien.

En eso se presentó Iku que tenía mucha hambre y fue directo al basurero a comer, justo en ese momento lo sorprendió Eshu y perdió la prueba.

¿Te ha gustado este artículo?
[Total: 0 Average: 0]

Suscríbase para las últimas actualizaciones

¡Suscríbase a nuestro boletín y reciba notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos gratis!