Saltar al contenido

Patakí de Shangó,Yemayá y Orula

OKANA

Diloggún Okana

caminos oya

Caminos de Oyá

En este pataki, se ve como con Shango y Yemayá no se juega.

Cuentan que el Awo Kosobe era muy perverso y caprichoso y para colmo soberbio.

Un día Shango le pidio un Abo, a  Shango no le gusto su trato y busco a Yemayá, ambos fueron a ver a Kosobe, el mantenía su postura y le dieron fuego al ile de Kosobe.

Este fue el inicio de la mala racha de Kosobe, ante tantos trabajos y desesperos decidió ir a ver a Orula para que le mirase.

Orunmila lo registró y le dijo, tus actos te han traído sus consecuencias, tienes que hacer lo siguiente:

Hacer rogación con:

1 akuko

4 eyele fun fun

2 adie fun fun

La reliquia que guardas como recuerdo de los atributos de tu altar (esto fue lo único que pudo salvar del fuego que destruyó su ile)

Después tienes que Kofibori

Darte tres baños con albahaca cimarrona y piñón de rosa prodigiosa

Luego con ese mismo omiero baldear tu ile.

A partir de ahora debes de dejar de ser caprichoso y perverso.

Recuerda pagarle a Shangó el abo que debes

El Awo Kosobe con estas indicaciones de Orula siguió lo ordenado y cumplió con todo, así fue como volvió a encontrar la prosperidad y la tranquilidad que tenía antes.

¿Te ha gustado este artículo?
[Total: 1 Average: 5]

Suscríbase para las últimas actualizaciones

¡Suscríbase a nuestro boletín y reciba notificaciones cuando publiquemos nuevos artículos gratis!